Download
vivir en el esp ritu n.
Skip this Video
Loading SlideShow in 5 Seconds..
VIVIR EN EL ESPÍRITU PowerPoint Presentation
Download Presentation
VIVIR EN EL ESPÍRITU

VIVIR EN EL ESPÍRITU

322 Vues Download Presentation
Télécharger la présentation

VIVIR EN EL ESPÍRITU

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - E N D - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Presentation Transcript

  1. VIVIR EN EL ESPÍRITU

  2. ¿Quién es el Espíritu Santo? Jesús le llama: Paráclito (Jn. 14,16) que cotidianamente traducimos como “Defensor” “Abogado” y “Consolador”. “parakalein” era el palito que se pone junto el tronco de un árbol cuando este empieza a crecer chueco. El cardenal Martini comenta que “Paráclito” significa: animador, vivificador, que alienta e impulsa. Por lo tanto paráclito puede significar “el que está junto a ti” como lo hace un abogado, o alguien que se acerca para consolarte. El Espíritu Santo es el Dios del entusiasmo, el que te anima, el que te echa porras. Es por lo tanto, nuestro Amigo, porque el amigo es el que te asiste, el que está presente, entusiasma, el que te anima, el que te fortalece.

  3. ¿Qué hace el Espíritu Santo? El Espíritu Santo tiene como misión dar a conocer los pensamientos de Jesús, revelar sus misterios (Jn. 16, 13). Aconseja, acompaña, purifica, da sabiduría, trae la paz. Vale la pena conocerlo, tratarlo y, fundamentalmente, escucharlo aunque sea difícil de percibir algunas veces porque él es el Mysterion, es decir, el que calla, por eso no lo podemos describir tan fácilmente, es la “Ruah” (Gen. 1, 2; 2, 7) la viento, la feminidad de Dios. El viento es libre, no sabemos de dónde viene ni a donde va. (Jn. 3, 8). Es vida. (Jn. 6, 63)

  4. ¿Cómo experimento al Espíritu Santo? El podría manifestar su presencia en diversos grados y diversos niveles. Es justo como el viento • Como un soplo: Gén. 2, 7; Juan 20, 19-23 • Es a veces como brisa suave: 1Re. 19, 11-13 • Se experimenta como un huracán. Hechos 2, 1-2

  5. Conclusión El Espíritu Santo es libertad, es fuerza, es poder. Se experimenta alegría, vida y amor. San Palo lo describe en Gal 5, 22-23: “El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio propio. Frente a estas cosas no hay ley que valga… si vivimos por el Espíritu sigamos al Espíritu, no seamos vanidosos, provocadores, envidiosos”. Urge que venga el Espíritu Santo ante un mundo cansado, agobiado, desilusionado. Urge que venga el “Paráclito” nuestro abogado, consolador, nuestro amigo, para animarnos.

  6. Oración Espíritu Santo inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, cómo debo obrar para procurar el bien de los hombres, el cumplimiento de mi misión y el triunfo del Reino de Cristo. Amén.

  7. La gran verdad ¿Quién te ha creado? Dios me ha creado ¿Por qué Dios se interesa tanto por mí? Nos convertimos en el Dios en quien creemos

  8. La teología del barro Dicen los arqueólogos que los hindúes más antiguos hacían las imágenes de sus dioses sólo en barro, nunca en piedra o mármol. El barro dura poco, y la imagen ha de cambiarse al cabo de algún tiempo. Quizá un resto de esta costumbre es la ceremonia que vemos todos los años en Bombay cuando, después de rendir culto a las imágenes de barro o de escayola del dios Gánpati, se sumergen en el mar en procesión solemne, y allí se hunden, se disuelven y desaparecen. Las imágenes de piedra vinieron más tarde a la historia, bajo la influencia del budismo y el jainismo. La teología del barro es digna y profunda. Una sola imagen, por bella que sea, no capta la infinitud de Dios, Está bien tenerla y venerarla por un tiempo; y está bien dejar que se disuelva y dé lugar a otra imagen, a otro aspecto, a otro rostro de la divinidad que nunca agotaremos con nuestros diseños. Dejarle a Dios que cambie, que muestre, en la limitación de nuestras formas y colores, algo de lo ilimitado de su realeza y su riqueza.

  9. La teología del barro Dejarnos avanzar a nosotros mismos y adelantarnos en el respetuoso entender a Dios, que nos llevara cada vez a una nueva visión y a un nuevo amor. El mármol es excelso como medio escultórico de arte permanente. Pero tiene el peligro de hacerse estático lo dinámico y rígido lo vivo. Apreciamos las imágenes de Dios, y dejémosle la libertad de darnos imágenes suyas nuevas. El barro también significa pobreza, y le va bien a Dios dársenos en pobreza y acercarse en figura al barro de que nosotros estamos hechos. El secreto de avanzar en el conocimiento de Dios es estar dispuesto a llevar cada año al mar la imagen del año anterior. Carlos G. Valles. Libro: El tambor de la vida.

  10. Imágenes falsas de Dios • dios “Hada Madrina” • dios “Sádico” • dios “Light” • dios “Cósmico” • dios “Éxtasis”

  11. Imágenes falsas de Dios